RITUALES

Me miró con sueño, luego de participar en el juego del amor. Era la primera vez y había sido genial. Lo que seguía eran los rituales que no siempre uno tiene ánimo de defender o explicar.

—¿No apagas el televisor?— pregunté casual, pero en realidad era una súplica. Demoró su respuesta mientras fingía acomodar las almohadas.

—La tele… ¡Ah!, me arrulla… ¿Te molesta?, la dejo un rato más.

No volví a escuchar su voz, solo sus suaves ronquidos, más parecidos al ronroneo de un gato, emparejados con el movimiento de sus magníficos pechos. «Maldita»—pensé mientras tomaba el control y buscaba desesperadamente entre el ruido y el resplandor… algo de paz.

Autor: Ana Laura Piera / Tigrilla

Si te ha gustado compártelo. ¡Gracias por leer!