LA CELEBRACIÓN. Microcuento

Mi participación en Escribir Jugando de Septiembre:

  1. Crea un microrrelato o poesía (máx. 100 palabras) inspirándote en la carta.
  2. En tu creación debe aparecer el objeto del dado: Arco/ flechas/ aljaba.

Opcional:

Que aparezca en la historia algo relacionado con la flor de castaño rojo.

Tras la feroz batalla, danzaron las guerreras. Celebraban el haber apresado al rey enemigo en el combate. Las líderes elevaban sus arcos al cielo y los tatuajes grabados en sus pieles parecían cobrar vida con cada movimiento: así, los ciervos corrían y las águilas volaban frente a la hoguera donde se quemaba ritualmente castaño rojo. Algunos guerreros, envidiosos, dieron voces queriendo apagar la celebración, pero cuando la reina se sumó al festejo callaron. De una de sus manos colgaba la cabeza cercenada del prisionero y la tiró al fuego entre alaridos de alegría. Aquella noche se recompensó a las valientes.

100 palabras.

Autor: Ana Laura Piera / Tigrilla

También en: https://bloguers.net/literatura/la-celebracion-microcuento/

NECRONOMICÓN (Mi participación para «Escribir Jugando» Agosto 2021)

Crea un microrrelato o poesía (máx. 100 palabras) inspirándote en la carta. En tu creación debe aparecer el objeto del dado: torre.
Opcional: Que aparezca en la historia algo relacionado con la invención del papel. Pincha en la imagen para ir al blog de Lidia Castro que es quien lanza el desafío.

En contra del consejo de ministros, el Rey se aisló en la Torre del castillo. Quiso leer y hacer suyo todo el conocimiento encerrado en el Necronomicón. Lo encontraron casi sin respiración, hinchado, cubierto de llagas y pus; en su boca había trozos de papel arrancados al ejemplar y que al parecer, intentó devorar. La tinta maldita lo condenó a morir vomitando demonios y con la mirada perdida en oscuras visiones del infierno.

73 palabras.

Autor: Ana Laura Piera / Tigrilla

EL GUARDIÁN – Microcuento para el reto «Escribir Jugando» de Lidia Castro

Crea un microrrelato o poesía (máx. 100 palabras) inspirándote en la carta.
En tu creación debe aparecer el objeto del dado: Llave. Opcional: que aparezca en la historia algo relacionado con la flor de alerce (larch) que es la flor que saca una conífera. Cliquea en la imágen para ir al blog de Lidia Castro


Cruzando el Puente de las Almas, reparó en cuántos rostros de piedra le observaban desde el suelo. Eran personas que, sin percatarse de ello, habían traspasado la frontera y acababan en el Bosque Sagrado de los Alerces. Su castigo: volverse de roca. Vio con tristeza que eran demasiados. Entendió que debía cerrar para siempre el acceso. Nadie más hollaría la floresta sagrada y tampoco se perderían más vidas por cruzar un límite invisible. Él era el nuevo Guardián y usaría la llave. Se alejó pensando que toda existencia es valiosa.

92 palabras

Autor: Ana Laura Piera / Tigrilla

https://bloguers.net/literatura/el-guardian-microcuento/

MAL DE AMORES

Microrrelato de máximo 75 palabras, basado en la carta (estrella), con la palabra del dado: (Olimpo) y que aparezca la flor de Bach: Agrimony.

Haz clic sobre la imagen para que visites el blog de Lidia Castro y te animes a participar.

Alhena*, salió del consultorio con su frasquito de esencia de Agrimony para sanear emociones. Ocultó a la terapeuta algunos detalles: sustituyó a Urano** por un padre dominador llamado Fermín, omitió que era una estrella de la constelación de Géminis e inventó que actuó en el teatro Olimpo en México. No mintió sobre su mal de amores, pero sustituyó al mago por el tramoyista. ¿Encontraría a Thuban? enferma de pasión, tenía que consumar su amor.

74 palabras.

*Alhena es una estrella de la constelación de Géminis

**Urano es uno de los antiguos dioses en la mitología griega. Es el padre del cielo y los cuerpos celestes.

La continuación de este relato sobre Alhena y Thuban la puedes leer en esta entrada de 354 palabras titulada De Magos y Estrellas (cliquea sobre la imagen)

Photo by Miriam Espacio on Pexels.com

MI PARTICIPACION EN «ESCRIBIR JUGANDO» ABRIL.

Escribir un relato de no más de 100 palabras inspirándote en la carta y que incluya el elemento del dado «ojo»
Opcional: Incluír en el relato el elemento de la carta «máquina de escribir», ya sea el objeto, el inventor o el año.

INSANIA

La ventana exhibía el paisaje árido y rojizo de Marte, pero también mostraba su propio reflejo de ojos hundidos y palidez extrema.
Buscó en el módulo la cajita musical que le recordaba su habitación de pequeño. Le dio cuerda y el carrusel con niños de plástico empezó a subir y bajar al compás de la música infantil. Con su único ojo bueno alcanzó a mirar cómo la niña sobre el dragón se bajaba de la montura y se iba a sentar en los escalones cercanos. Sacó una vieja máquina de escribir imaginaria y tecleó: ¡Vengan por mí!

98 palabras

Autor: Ana Laura Piera / Tigrilla

Si te gustó puedes compartirlo. Siéntete libre de comentar, siempre leo y contesto todos los comentarios. Si quieres participar en el reto, entra al blog de Lidia, hay muchas cosas interesantes que ver. https://lidiacastronavas.wordpress.com/2021/04/01/escribir-jugando-abril-3/

ESCRIBIR JUGANDO

Escribir jugando es un reto de escritura basado en juegos de mesa, convocado por Lida Castro Navás en su blog: Escribir Jugando. Marzo ’21 ‹ El Blog de Lídia ‹ Reader — WordPress.com cuyas reglas son:

  1. Crea un microrrelato o poesía (máx. 100 palabras) inspirándote en la carta.
  2. En tu creación debe aparecer el objeto del dado: teléfono
  3. Opcional: Que aparezca en la historia algo relacionado con el espino (año de creación, inventor o el propio alambre):

EL AVISO

Detrás del alambre de púas se encontraban las líneas enemigas. Se había pactado una tregua para celebrar el Seollal, el año nuevo lunar. La capitana Sun Hee decidió salir a estirar las piernas. Iba envuelta en nostalgia recordando los ritos ancestrales, donde se presentaban respetos a los antepasados. Una flor imposible, fuera de tiempo, y roja como la sangre la detuvo ¿Sería un aviso de sus ancestros? Inició el regreso con un nudo en el estómago. Minutos después sonó su teléfono. Era el teniente conminándola a regresar a la base. Los Norcoreanos habían roto la tregua.

98 palabras incluyendo título.

AUTOR: Ana Laura Piera / Tigrilla

Si te ha gustado puedes compartirlo, si ves algún error indícamelo. Muchas gracias por tu visita.

«ELEVACIÓN» mi participación en el desafío:

Escribir Jugando es un desafío literario de Lidia Castro Navás, puedes consultar sus bases en el siguiente enlace: Escribir Jugando (febrero) ‹ El Blog de Lídia ‹ Reader — WordPress.com

Reglas: Crear un microrrelato o poesía (máx. 100 palabras) inspirándote en la carta.
En tu creación debe aparecer el objeto del dado: imán. Opcional: Que aparezca en la historia la palabra aerostato.

ELEVACIÓN

Los jóvenes habían construido un enorme aerostato que debía ser lo suficientemente grande para contrarrestar la fuerza del imán que mantenía a su querida ciudad, atada a la tierra. «Debemos elevarnos, surcar el cielo y tener otra perspectiva» decían a todo el que quisiera escucharlos. Encontraron que los pensamientos colectivos influían en la manera en que se comportaba el gas del artilugio. Al principio nada pasó, pero conforme la gente se entusiasmaba, la urbe se fue elevando. Desde arriba todo era distinto, se sentían más ligeros y felices. Ese fue el inicio de las ciudades flotantes.

(98 palabras con todo y el título)

Autor: Ana Laura Piera / Tigrilla

ESCRIBIR JUGANDO

COLECCIONISTA

Cada cierto tiempo el gigante lloraba mundos y su fértil rostro se iba poblando de seres fantásticos. Alrededor de sus ojos crecían duendes, la comisura de sus labios era un país de hadas, sus mejillas: playas acariciadas por el mar en cuya espuma vivían sirenas. Sus cejas eran densos bosques y los orificios nasales prohibidas cuevas. Cuando empezaba a escasear el espacio, con mucho cuidado, (los gigantes suelen ser muy torpes), guardaba todo en un frasco. Tenía varios, los coleccionaba y a veces en las noches sin luna, alumbrado por la luz de una bombilla, les miraba.

98 palabras / Autor: Ana Laura Piera

Para visitar el blog de Lidia https://lidiacastronavas.wordpress.com/2021/01/01/escribir-jugando-enero-3/

Si te ha gustado compártelo, si ves algún error indícamelo. Cualquier comentario es bienvenido. Gracias por pasar y leer.

ESCRIBIR JUGANDO (DICIEMBRE)

Este es el microrrelato para el reto de Lidia Castro Navás «Escribir Jugando» del mes de Diciembre: https://lidiacastronavas.wordpress.com/2020/12/01/escribir-jugando-diciembre-3/

Hay que hacer un cuento de no más de cien palabras inspirado en la carta y que incluya el objeto del dado (bosque/selva) y de forma opcional que esté también el Palacio de las Mareas (imagen más pequeña).

En su reflejo apenas se reconoció. De privilegiado príncipe nacido en el Castillo de las Mareas a rudo pirata con mala dentadura. La bruja abrió un portal y le indicó el camino. Se encontró en otra realidad de fértil suelo metálico donde crecía una selva exuberante. Una cruz señalaba dónde buscar lo perdido. La fuerza bruta sería inútil y tiró lejos su pala. Inspeccionando el lugar encontró un panel extraño. Presionó un botón y el piso metálico se abrió. Ahí estaban su juventud perdida, el amor de su madre y la ilusión. Se hizo con su tesoro y regresó.

99 palabras

Autor: Ana Laura Piera Amat / Tigrilla

DE VÍCTIMAS Y DEPREDADORES…

Relato corto como respuesta al reto lanzado en:

https://lidiacastronavas.wordpress.com/2020/11/01/escribir-jugando-noviembre-3/

consiste en  hacer un microrrelato de máximo 100 palabras inspirándome en la carta, y en el objeto del dado (Caronte: el barquero del inframundo). Y como reto opcional tiene que aparecer algo relacionado con la creación del Ford T (el coche, el creador o el año).

Ratón y zorro esperaban pacientemente en la orilla de aquel río pantanoso. Por fin las ondas en el agua anunciaron la llegada de la barca. Caronte se sorprendió al verlos juntos, pero accedió a llevarlos. Peores depredadores y más víctimas se anunciaban para el mundo. Como ominoso signo estaba la creación en serie del Ford T.

Desde entonces todas las almas que llevaba la barca de Caronte olvidaban por un momento su infortunio, mientras acariciaban al zorro y mimaban al ratón.

(80 palabras según https://www.contadordepalabras.com/)

Autor: Ana Laura Piera / Tigrilla