Arrepentimiento – Microrrelato

La ominosa mancha se había extendido por la alfombra y comenzaba a escurrir hacia el piso. Él seguía creyendo que todo estaba bien, que ella se lo tenía bien merecido. La voz que habitaba en su cabeza no podía estar equivocada .

Siguió observándola y la ausencia de respiración, que ya no subía y bajaba sus pechos rotos, lo sumió en la oscuridad. Haciendo un gran esfuerzo bloqueó aquel susurro insistente, y por primera vez sintió algo parecido al arrepentimiento.

Una lágrima diminuta rodó de su cara hacia aquella boca abierta, congelada para siempre en una mueca de horror. Acercándose, le dio un apasionado beso en los labios y esperó alguna reacción. Nada. Pensó en otra estrategia y se puso a juntar los pedazos, quizás, si completaba aquel rompecabezas ella volvería a vivir.

Autor: Ana Laura Piera

https://bloguers.net/literatura/arrepentimiento-microrrelato/

30 comentarios en “Arrepentimiento – Microrrelato

  1. Hola, Ana! Tremendo y duro relato. Narración breve pero que nos deja…
    No creo que los maltratadores se arrepientan de sus actos, son personas incapaces de hacer, de crear y de amar, sólo saben destruir. Por eso es tan importante la educación de valores y principios, y aprender a vivir y convivir en sociedad y con respeto.
    Felicidades por tu relato. Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  2. Ana, demoledor es el adjetivo que se me ha venido a la cabeza tras leerlo.
    No deberían ocurrir cosas así pero por desgracia…
    Lo narras de una forma directa que no permite la indiferencia.
    Un beso.

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola, Ana!! Un microrrelato muy duro y real. No veo a un asesino, sino a una persona que tiene una enfermedad mental y que está a merced de la voz que tiene en la cabeza (en mi opinión porque no toma ninguna medicación). Sin embargo, en un esfuerzo consigue bloquear a esa voz y es cuando siente casi arrepentimiento y después llora. Enhorabuena, me ha gustado mucho. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  4. Tremendo y muy duro relato, la verdad es que se me pusieron los pelos de punta, enhorabuena porque realmente has conseguido causar esa sensación de terror psicológico.
    Muchas gracias por compartir este relato.

    Le gusta a 1 persona

  5. ¡Qué bárbaro, Ana!
    En tan pocas líneas has contado una historia tan extensa como tremenda y, por desgracia, muy conocida.
    El arrepentimiento por la maldad cometida cuando ya no tiene remedio. La contemplación de la muñeca rota que ya no tendrá que soportar más sus juegos.
    Con lo fácil que debería ser amar.
    Enhorabuena, un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Jasc, muchas gracias por leerlo y comentar. También quise dejar entrever el componente que tienen las enfermedades mentales en estas situaciones pero como alguien me comentó: esas voces pareciera que siempre hablan para mal. Gracias de nuevo por visitarme, saludos.

      Le gusta a 1 persona

  6. Duro, pero durísimo! En verdad, ¿Qué sucederá en esas cabezas? Eso de «algo parecido al arrepentimiento» en este caso, Ana, me dio toda la sensación de que era lo que menos tenía: pesar por su acción. Y lo más triste es que pasa, que sucede y con más frecuencia de la que pensamos aún cuando estamos al tanto, algo en nuestra mente quisiera borrar esta terrible realidad.

    Un saludo Ana, buenísimo.

    Le gusta a 1 persona

  7. Muy bueno, Ana.!
    Muchas veces me he preguntado; que habrá en la mente de quien comente semejante atrocidad…, de dónde le viene ese deseo insano de terminar con una vida y, que seguramente, también ama. A veces, me respondo a mi misma que; seguramente la carencia de amor en su pasado por sus gentes…más otros elementos para nada apropiados, hicieron de ese ser, alguien que confunde lo más elemental de la vida: EL AMOR. También, me digo, que cualquier persona puede, si quiere, cambiar la dirección de su camino. En cualquier caso, procuro no juzgar, pese al dolor tan grande que me produce.

    Que bien lo has narrado, Ana.
    Te dejo un abrazo, con todo mi cariño.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s