El Cubo – Microrrelato

Mi participación en el reto «Escribir Jugando» de Lidia Castro, hay que inspirarse en la carta, incluir el elemento del dado (remolino/hipnosis). Adicional: algo relacionado con un asteroide. Límite de palabras: 100.

Con el asteroide arribó un nuevo elemento que permitió la creación del cubo «armonizador». Flotaba, era enorme, y su exterior, negro y liso, reflejaba todo. Lo operaban tres científicos que se aseguraban que no dejaran de enviarse las señales que «armonizaban» los cerebros de las personas en el mundo, acoplando pensamientos, suprimiendo la maldad.

Así pasó mucho tiempo.

El artilugio ahora está emitiendo señales inestables, la población mundial se porta de forma errática. Dentro de él, los instintos de supremacía, han despertado. En vez de tres operarios ahora solo hay dos y una lucha encarnizada.

(97 palabras, incluyendo el título.)

Autor: Ana Laura Piera

Si quieres conocer el blog de Lídia y/o participar en el reto pincha AQUÍ

https://bloguers.net/literatura/el-cubo-microrrelato/

37 comentarios en “El Cubo – Microrrelato

  1. Hola, Ana! Buf, parece tan real… Excepto lo de la armonización del principio jeje la humanidad siempre se ha dejado llevar por sus ansias de supremacía. Y aquí seguimos, aprendiendo. Muchas gracias por tu aporte al desafío de este mes. Un abrazo grande.

    Le gusta a 1 persona

  2. Buen relato, más allá siempre estamos esperando que la solución venga de afuera y de forma mágica logre la armonía, sin darnos cuenta dentro de nosotros se encuentra esa posibilidad volviéndonos cada uno un cubo, sin embargo………..un abrazo

    Le gusta a 2 personas

  3. Buenos días, Ana.
    Hay un dicho que dice que para que una mesa sea estable y no cojee, hacen falta tres patas, ni dos ni cuatro. O como dijo aquel otro: cuántos más sean, más discutirán y menos tiempo tendrán para explotar el mundo. 😝
    Muy buen micro con un grandísimo mensaje.
    Felicidades. Un abrazo 🤗😊👍🏼

    Le gusta a 1 persona

  4. Siempre me ha impresionado que en unas palabras contadas, número de ellas establecido, se pueda.desarrollar una historia. Aquí no solamente se pudo,.sino que el resultado ha sido fantástico. En el humano está el por qué del sí y del.no de las cosas. Estupendo micro Ana. Saludos y felicidades! 🤗

    Le gusta a 1 persona

  5. ¡Hola, Ana! Desde luego que aquí no vale aquello de que dos son compañía y tres son multitud. Interpreto en tu micro que esos científicos permanecieron ajenos al poder de ese cubo y al final comprendieron la fuerza de su poder. Y el poder siempre corrompe. Estupendo relato de 97 palabras. Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  6. ¡Muy buen relato, Ana!
    Me pregunto si siempre seguiremos esperando que la «armonía» nos llegue como por arte de magia, desde fuera. ¿Cuándo nos daremos cuenta que dentro de nosotros se encuentra esa posibilidad? ¿Cuándo seremos conscientes que el instinto de supremacía puede destruir el universo entero?
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  7. El número mágico se rompió, en vez de tres quedaron dos y entre ellos lo estropearon… ¡Ojalá encontraramos la fórmula, aunque fuera mágica, para erradicar la maldad y conectar los cerebros en buena sintonía!. De otra manera el final de tu historia es nuestro único fin.
    ¡Buen relato!

    Le gusta a 1 persona

  8. En tu micro entiendo, que los artilugios por buenos que puedan ser al principio, llega un momento que acaban destrozando y llevando el control. La humanidad ha de imponerse para que se haga efectiva la unión.
    Muy buen micro, Ana.
    Un abrazo:)

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s