REFUGIADO DE LA NOCHE

Ejercicio con palabras obligatorias para un cuento corto: reloj, pantalón, gesto, flaco, espesor.

Por la madrugada, sentado en la acera, Don José finge consultar su RELOJ. Refugiado de un bar que apenas cerró, FLACO como espectro y con el PANTALÓN manchado de quién sabe qué inmundicia; espera que los primeros rayos del sol lo limpien de sus pecados nocturnos y aminoren un poco el ESPESOR de su pena. Cuando amanece por fin, hace un GESTO de alivio, se levanta y con paso tambaleante se interna en las calles mientras la ciudad lo devora… Una vez más.

Autor: Ana Laura Piera /Tigrilla /Mayo 2010

Un comentario en “REFUGIADO DE LA NOCHE

  1. El ESPESOR de la niebla hacía muy dificil entrever su figura desaliñada. El era un hombre FLACO, alto…con GESTO altivo a pesar de su andar taciturno y de vida dificil…Su RELOJ no marcaba ninguna hora o quizá la hora de hasta aquí he llegado…o tal vez aún le quedaba un último intento…SE subió el PANTALON y erguido retomó el andar de la vida.Como ves, lo mio no es la imaginación..Pero bueno…intentar , lo intento..Un gustazo pasarme de nuevo por tu casa.Biquiños encariñados.Choi

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s